NUESTRA DECLARACIÓN DE FE

CREEMOS que Dios es el Rey1 Eterno2. Él es un Espíritu3 infinito4 e inmutable5, perfecto6 en santidad7, sabiduría8, bondad9, justicia10, poder11 y amor12. Desde toda la eternidad13, Él existe como el único14 Dios Viviente15 y Verdadero16 en tres personas17 de una sola sustancia18, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo19, iguales en poder y gloria20.

CREEMOS que el reino de Dios es sempiterno21. Desde Su trono22, por medio de Su Hijo, Su Palabra23 Eterna, Dios creó24, sostiene25 y gobierna26 todo lo que existe27: los lugares celestiales28, las huestes de ángeles29, el universo30, la tierra31, todo ser viviente32 y los seres humanos33. Dios creó todas las cosas muy bien34.

CREEMOS que Satanás –originalmente un gran ángel bueno– se rebeló contra Dios, llevándose una hueste de ángeles con él35. Fue arrojado de la presencia de Dios y, como usurpador del gobierno de Dios, estableció un reino antagónico de tinieblas 36 y maldad en la tierra37.

CREEMOS que Dios creó la humanidad a Su imagen, varón y hembra38, para mantener una relación con Él y para gobernar la tierra39. Bajo la tentación de Satanás40, nuestros padres originales perdieron la gracia41, trayendo pecado42, enfermedad43 y el juicio divino de muerte a la tierra44. Por medio de la caída, Satanás y sus huestes demoníacas obtuvieron acceso a la creación buena de Dios45. Ahora la creación experimenta las consecuencias y los efectos del pecado original de Adán46. Los seres humanos nacen en pecado47, están sujetos al juicio divino de muerte48 y son cautivos del reino de tinieblas de Satanás49.

CREEMOS que Dios no abandonó Su gobierno sobre la tierra50 la cual Él sigue sosteniendo por medio de Su providencia51. Con el fin de traer redención, Dios estableció pactos52 los cuales revelaron Su gracia a los pecadores53. En el pacto con Abraham, Dios se unió a Su pueblo Israel, prometiendo librarlo de la esclavitud del pecado y de Satanás, y de bendecir a todas las naciones a través de él54.

CREEMOS que como Rey, Dios más tarde redimió a Su pueblo de Egipto55 por medio de Sus proezas y estableció Su pacto a través de Moisés, revelando Su perfecta voluntad y nuestra obligación de cumplirla56. El propósito de la ley es de poner en orden nuestra raza caída57 y hacernos conscientes de nuestra responsabilidad moral58. Por medio de la obra del Espíritu de Dios59, nos convence de nuestro pecado60 y del juicio justo de Dios contra nosotros61, y nos lleva solamente a Cristo para salvación62.

CREEMOS que cuando Israel rechazó el gobierno de Dios como Rey63 sobre sí, Dios estableció la monarquía en Israel64 e hizo un pacto incondicional con David65, prometiendo que Su heredero restauraría el gobierno del Reino de Dios sobre Su pueblo
como Mesías para siempre66.

CREEMOS que en el cumplimiento del tiempo67, Dios honró Sus pactos con Israel y Sus promesas proféticas de salvación68 enviando Su único Hijo69, Jesús, al mundo70. Concebido por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen María71, como verdadero Dios y verdadero hombre en una persona72, Él es la humanidad tal como Dios originalmente deseaba que fuésemos73. Jesús fue ungido como el Mesías de Dios e investido del poder del Espíritu Santo74, inaugurando el gobierno del Reino de Dios en la tierra75, subyugando el gobierno de Satanás al resistir la tentación76, predicando las buenas nuevas de salvación77, sanando a los enfermos78, echando fuera demonios79 y resucitando a los muertos80. Reuniendo a sus discípulos81, reconstituyó el pueblo82 de Dios como Su Iglesia83 para ser instrumento de Su reino84. Después de morir por los pecados del mundo85, Jesús fue resucitado de entre los muertos al tercer día86, cumpliendo el pacto de bendición dado a Abraham87. En Su vida perfecta88 y sin pecado Jesús cumplió las exigencias de la ley89 y en Su muerte expiatoria en la cruz90 Él asumió el juicio de Dios por el pecado91 que nosotros merecemos como transgresores de la ley92. Por medio de Su muerte en la cruz también desarmó los poderes demoníacos93. El pacto con David se cumplió en el nacimiento de Jesús de entre la casa de David94, Su ministerio mesiánico95, Su gloriosa resurrección de entre los muertos96, Su ascensión al cielo y Su gobierno actual a la diestra del Padre97. Como Hijo de Dios y heredero de David98, Él es el eterno Mesías-Rey99, extendiendo el gobierno de Dios por todas las generaciones y por toda la tierra hoy100.

CREEMOS que el Espíritu Santo fue derramado sobre la Iglesia con poder101 en Pentecostés, bautizando a los creyentes en el cuerpo de Cristo102 y dándole libertad a los dones del Espíritu en ellos103. El Espíritu nos trae la presencia de Dios que permanece y mora en nuestro interior104 para adoración espiritual105, santificación personal106, edificación de la Iglesia107, para dotarnos para el ministerio108 y hacer retroceder el reino de Satanás109 por medio de la evangelización del mundo a través de la proclamación de la palabra de Jesús110 y de hacer sus obras111.

CREEMOS que el Espíritu Santo mora en cada creyente en Jesucristo112 y que Él es nuestro Ayudador113, Maestro114 y Guía115 permanente. Creemos en la llenura o la investidura de poder del Espíritu Santo116, que a menudo es una experiencia consciente117, para el ministerio hoy en día118. Creemos en el ministerio actual del Espíritu119 y en el ejercicio de todos los dones bíblicos del Espíritu120. Practicamos la imposición de manos para la investidura del poder del Espíritu121, para sanar122 y para el reconocimiento y la investidura de poder de aquellos quienes Dios ha ordenado para dirigir y servir a la Iglesia123.

CREEMOS que el Espíritu Santo inspiró a los autores humanos de las Sagradas Escrituras124, de modo que la Biblia no tiene ningún error125 en sus manuscritos originales. Recibimos los sesenta y seis libros del Antiguo y del Nuevo Testamento126 como nuestra autoridad final y absoluta, la única regla infalible de fe127 y práctica128.

CREEMOS que el mundo entero está bajo el dominio de Satanás129 y que toda persona es pecadora por naturaleza130 y elección131. Por tanto toda persona está bajo el juicio justo de Dios132. Por medio de la predicación de las Buenas Nuevas de Jesús y del Reino de Dios133 y por medio de la obra del Espíritu Santo134, Dios regenera135, justifica136, adopta137 y santifica138 a través de Jesús por medio del Espíritu139 a todos los que se arrepientan de sus pecados140 y confíen en Jesucristo como Señor141 y Salvador142. Por medio de esto son librados del dominio de Satanás y entran en el gobierno del reino de Dios143.

CREEMOS en una sola144, santa145 Iglesia universal146. Todos los que se arrepienten de sus pecados y confiesan a Jesús como Señor y Salvador son regenerados por el Espíritu Santo147 y forman el Cuerpo de Cristo viviente148, del cual Él es la cabeza149 y del cual todos nosotros somos miembros150.

CREEMOS que Jesucristo encomendó dos ordenanzas a la Iglesia: el bautismo de agua151 y la Cena del Señor152. Ambas están disponibles a todo creyente.

CREEMOS que el Reino de Dios ha llegado con el ministerio de nuestro Señor Jesucristo153, que sigue viniendo en el ministerio del Espíritu por medio de la Iglesia154 y que será consumado en la aparición gloriosa, visible y triunfante de Cristo155 – Su regreso a la tierra como Rey156. Después que Cristo regrese para reinar157, llevará a cabo la derrota final de Satanás y de todos sus siervos y obras158, la resurrección de los muertos159, el juicio final160 y la bendición eterna de los justos y el castigo consciente y eterno de los malvados161. Finalmente Dios será todo en todos162 y Su reino, Su gobierno y mandato163, se cumplirá en los nuevos cielos y la nueva tierra164, recreados por Su gran poder, en el que reinará la justicia165 y en el que Él por siempre será adorado166.

1 Salmos 95.3; Isaías 43.15.
2 Deuteronomio 33.27; Isaías 44.6; Romanos 1.20.
3 Juan 4.24.
4 Salmos 147.5; Job 11.7-9.
5 Santiago 1.17.
6 Mateo 5.48.
7 Isaías 6.3; 1ª Pedro 1.15-16.
8 Salmos 104.24; Proverbios 2.6; Isaías 28.29.
9 Éxodo 33.19; Salmos 31.19.
10 Salmos 33.5; Salmos 31.19.
11 Éxodo 15.6; Salmos 63.2.
12 1ª Juan 4.8.
13 Isaías 43.13.
14 Isaías 45.5; 1ª Corintios 8.4.
15 Salmos 42.2; Salmos 84.2.
16 Jeremías 10.10.
17 Juan 1.18; Juan 10.30; Juan 14.16-17; Juan 14.26; Juan 15.26; 2ª Corintios 3.17-18.
18 Juan 1.1; Juan 1.14; 2ª Corintios 3.17.
19 Mateo 28.19-20; 2ª Corintios 13.14; Apocalipsis 1.4.
20 Apocalipsis 5.13; Efesios 3.14-21
21 Salmos 45.6; Salmos 145.13; Daniel 4.3.
22 Salmos 93.1-2.
23 Juan 1.1-3; 1ª Corintios 8.6; Colosenses 1.15-16; Hebreos 1.1-2
24 Génesis 1.1; Salmos 95.3-5.
25 Colosenses 1.17; Hebreos 1.3.
26 Salmos 103.19; Salmos 104.24-29.
27 Salmo 96.4-6.
28 Salmo 89.11.
29 Salmos 103.20-21.
30 Colosenses 1.16-17.
31 Salmos 104.5.
32 Salmos 103.22.
33 Salmos 22.28; Salmos 47.8.
34 Génesis 1.31.
35 Apocalipsis 12.7-9.
36 2ª Corintios 11.14; Colosenses1.13-14; Efesios 6.12.
37 Marcos 3.22-26; Efesios 2.1-2; 1ª Juan 5.19.
38 Génesis 1.26-27.
39 Génesis 1.26.
40 Génesis 3.1; Apocalipsis 12.9.
41 Génesis 3.8; Romanos 1.21-23; Romanos 5.16.
42 Romanos 5.12.
43 Juan 5.14.
44 1ª Corintios 15.22.
45 Juan 8.44; 1ª Juan 5.19.
46 Romanos 8.20-23.
47 Salmo s 51.5.
48 Ezequiel 18.4; Romanos 2.5; Romanos 2,12; Hebreos 9.27.
49 Gálatas 1.3-5; Gálatas 4.8-9; Colosenses 1.13.
50 Salmos 24.1.
51 Salmos 96.10; Isaías 40.22; Hebreos 1.3.
52 Romanos 9.4.
53 Efesios 2.12.
54 Génesis 17.3-8; Véase Génesis 12.2-3; Génesis 15.4-6; Romanos 4.3-5; Romanos 4.16; Romanos 4.20-
25; Gálatas 3.6-9; Gálatas 3.13-14.
55 Éxodo 15.3-18.
56 Éxodo 19.3-6; Éxodo 24.3-4; Éxodo 24.7; Romanos 8.3-4; Romanos 8.12-14.
57 Deuteronomio 5.1-3; Deuteronomio 30.15-18; Gálatas 3.23-25.
58 Salmos 25.8-10; Romanos 7.7.
59 Juan 15.26; Juan 16.8-11; 2ª Corintios 3.14-17.
60 Romanos 7.13; Gálatas 3.19; Gálatas 3.21-22.
61 Romanos 2.1-11.
62 Gálatas 3.24; Filipenses 3.8-9.
63 1ª Samuel 8.6-8.
64 1ª Samuel 8.21-22; 1ª Samuel 9.15-16; 1ª Samuel 10.1; 1ª Samuel 10.24.
65 2ª Samuel 7.11-16; Salmos 89.34-37.
66 Isaías 9.6-7; Isaías 11.1-5; Jeremías 23.5-6; Ezequiel 34.23.
67 Marcos 1.15; Gálatas 4.4.
68 Romanos 1.2-4.
69 Juan 1.14.
70 Juan 1.17-18.
71 Lucas 1.30-35.
72 Juan 1.14; Filipenses 2.5-7.
73 Romanos 5.19; 1ª Corintios 15.22; 1ª Pedro 2.22; 2ª Corintios 5.21; Romanos 8.29.
74 Lucas 3.21-22; Lucas 4.16-21.
75 Marcos 1.14-15; Lucas 11.20; Lucas 17.20-21.
76 Lucas 4.1-13.
77 Lucas 4.43.
78 Lucas 4.40.
79 Lucas 4.41.
80 Lucas 7.14-17.
81 Marcos 1.16-17.
82 Marcos 3.13-15.
83 Mateo 16.18.
84 Lucas 9.1-2; Lucas 10.1-17.
85 Juan 1.29; Juan 6.51; 1ª Juan 4.9-10.
86 Marcos 8.31; 1ª Corintios 15.3-5.
87 Gálatas 3.13
88 Hechos 3.14-15; Hebreos 4.15.
89 Romanos 5.18-19.
90 1ª Pedro 2.24.
91 Gálatas 3.13; 2ª Corintios 5.21.
92 Romanos 1.18; Romanos 1.32; Romanos 2.12; 2ª Tesalonicenses 1.6-10.
93 Colosenses 2.13-15.
94 Mateo 1.1.
95 Lucas 1.68-72; Lucas 2.10-11; Mateo 9.27.
96 Hechos 2.24-28.
97 Hechos 2.29-36.
98 Romanos 1.1-4.
99 Hebreos 1.1-3.
100 1ª Corintios 15.24-26; Efesios 1.19-23; Apocalipsis 5.5.
101 Hechos 1.8; Hechos 2.1-4.
102 1ª Corintios 12.13.
103 1ª Corintios 12.4-7.
104 Juan 14.16-17.
105 Romanos 12.1; Efesios 5.18-20.
106 Romanos 8.3-4.
107 1ª Corintios 14.12; 1ª Corintios 14.26.
108 Romanos 12.4-6.
109 Lucas 11.20; Juan 3.8b.
110 Efesios 6.10-20.
111 Juan 14.12-13; Romanos 15.18-19; 1ª Corintios 4.20.
112 Romanos 8.9-10.
113 Juan 16.7.
114 Juan 14.26.
115 Juan 16.13-15; Romanos 8.14.
116 Lucas 24.49; Hechos 4.31.
117 Hechos 8.18-19; Hechos 19.1-2.
118 1ª Corintios 2.4-5; 2ª Corintios 4.7; 2ª Corintios 6.4-7.
119 Joel 2.28-29; Hechos 2.15-17
120 1ª Corintios 12.7-11; 1ª Corintios 14.1; 1ª Corintios 14.5; 1ª Tesalonicenses 5.19-21.
121 Hechos 8.14-17; Hechos 19.6.
122 Marcos 1.41; Lucas 6.18b-19; Marcos 16.18.
123 Hechos 13.1-3; 1ª Timoteo 4.14; 2ª Timoteo 1.6.
124 2ª Timoteo 3.16-17; 2ª Pedro 1.20-21; 1ª Corintios 2.12-13; Juan 14.26.
125 Salmos 19.7-9; Salmos 119.11; Salmos 119.30; Salmos 119.43; Salmos 119.89; Mateo 5.17-18; Juan
3.34; Juan 10.35; 1ª Tesalonicenses 2.13; Apocalipsis 22.6.
126 Lucas 24.44; 2ª Pedro 3.15-16; Apocalipsis 22.18-19.
127 Isaías 40.8; Mateo 24,35.
128 Mateo 7.21; Mateo 7.24; Lucas 1.38; Santiago 1.22-25.
129 Lucas 4.5-7; 1ª Juan 5.19.
130 1ª Corintios 15.22; Efesios 2.1-3.
131 Romanos 1.21-23; Romanos 1.32.
132 Romanos 1.18; Romanos 2.5; 2ª Corintios 5.10; Efesios 5.6.
133 Marcos 1.14-15; Hechos 8.12; Hechos 28.12; Efesios 5.5.
134 Juan 16.7-11.
135 Juan 3.5-8; 1ª Pedro 1.23.
136 Romanos 5.1-2; Romanos 5.9.
137 Romanos 8.15; Gálatas 4.6.
138 Efesios 5.25; Hebreos 13.12.
139 1ª Pedro 1.1-2.
140 Hechos 2.38.
141 Romanos 10.9.
142 1ª Juan 4.13-15.
143 Colosenses 1.13-14; Filipenses 3.20.
144 Juan 17.20-21; Efesios 4.3-6.
145 1ª Corintios 3.16-17.
146 Mateo 16.17-18; 1ª Corintios 1.2; Efesios 2.18-19; 1ª Pedro 2.9-10.
147 Tito 3.4-7.
148 Romanos 12.4-5.
149 Efesios 1.22; Efesios 5.23.
150 1ª Corintios 12.27.
151 Mateo 28.19-20.
152 1ª Corintios 11.23-26.
153 Daniel 7.13-14; Mateo 4.23; Mateo 12.28.
154 Mateo 6.10; Mateo 10.7-8; Mateo 13.11; Juan 15.26-27; Romanos 14.17-18.
155 Marcos 13.26; Hechos 1.9-11; Marcos 13.11; Juan 15.26-27; Romanos 14.17-18.
156 Apocalipsis 19.11-16.
157 Mateo 25.31-32; 1ª Corintios 15.23-25.
158 Apocalipsis 20.10.
159 1ª Corintios 15.51-52.
160 Juan 5.28-30; Apocalipsis 20.11-15.
161 Mateo 25.31-46.
162 1ª Corintios 15.24-28.
163 1ª Timoteo 6.13-16.
164 2ª Pedro 3.13; Apocalipsis 21.5.
165 Apocalipsis 21.27.
166 1ª Timoteo 1.17; Apocalipsis 7.9-12.

Diseño y mantenimiento por SharaiDesigns
Copyright © 2013, Comunidad Viña. Todos los derechos reservados.